Now playing

Haga Click aquí para registrarse 

 

XXX CONFERENCIA INTERNACIONAL

"Hosanna, viene el Rey" Mayo 31 al 4 de Junio

Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que Él se iba, he aquí dos varones en vestiduras blancas se pusieron junto a ellos; los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo (RV1960 Hch 1: 10,11).

Desde la cintura de América, el istmo de Panamá, en la ciudad de Volcán, provincia de Chiriquí, en las faldas del volcán Barú, donde el clima es siempre fresco y la gente muy amable, el pueblo de Dios en la tierra se reúne para ensayar lo que será́ el evento más grande e importante de todos los tiempos: la segunda venida de Jesucristo a la tierra. ¡Hosanna, viene el Rey!

El Cordero manso y humilde regresa convertido en el León victorioso de la tribu de Judá, poderoso y magnífico como nadie ha habido ni lo habrá. El despreciado de muchos e ignorado por casi todos, regresa con poder y gloria, en majestad y esplendor para envidia de sus enemigos y vergüenza de sus detractores. ¡Hosanna, viene el Rey!

Pero tú, mi hermano, y yo junto contigo, cara a cara le veremos y nos alegramos, nos gozaremos y cantaremos, porque por fin el Deseado, el que nuestra alma anhela, viene a buscarnos y nos iremos con el. ¡Hosanna, viene el Rey!

El clamor de un pueblo pequeño que hace cosas grandes por el poder del Espíritu de Dios que está en él. El anhelo de un alma agradecida que cambió la tristeza y desesperanza por el júbilo y la fe el día en que fue alcanzada por la gracia redentora de su Salvador. La desesperación de una tierra abusada y maltratada por sus moradores pero que aguarda expectante la redención y liberación que sólo proviene de lo alto. Y la seguridad absoluta de los cristianos que nos atrevimos a creerle al Hijo del Carpintero, al Niño de Belén, al Alfa y Omega, al Príncipe de Paz la palabra dada antes de partir de: "me voy, pero vendré́ otra vez y os tomaré a mí mismo, porque quiero que donde yo esté, ustedes también estén", nos hace contemplar el cielo en espera de ese gran momento. ¡Hosanna, viene el Rey!

¡Qué emoción, cuánta alegría, tanta espera valió la pena, porque por fin podemos gritar: "¡Hosanna, viene el Rey!"

Cuatro días de vida, cuatro noches de alabanzas, noventa y seis horas de gloria son las que nos aguardan en esta Conferencia.

Hermanos de alrededor del mundo, predicadores del Reino y salmistas llenos de unción y gracia nos estarán acompañando y ministrando.

Fuego y poder de lo alto derramándose a raudal con la lluvia del Espíritu Santo ungiendo, sanando, liberando y perdonando, serán evidencia del agradado de nuestro Señor por nuestras fiestas de celebración a su promesa de venir por nosotros. ¡Hosanna, viene el Rey!

Yo sólo espero ese día cuando Cristo volverá. Yo sólo espero ese día cuando Cristo volverá. Afán y todo trabajo para mí terminarán.

Cuando Cristo venga, a su reino me llevará. Cuando Cristo venga, a su reino me llevará.

Ya no me importa que el mundo me desprecie por doquier; Ya no soy más de este mundo, soy del reino celestial.

Yo sólo espero ese día cuando me levantaré. De la tumba fría con un cuerpo ya inmortal. De la tumba fría con un cuerpo ya inmortal.

Entonces allí triunfante y victorioso cantaré; A mi Señor Jesucristo cara a cara le veré.
Allí no habrá más tristezas ni trabajos para mí. Con los redimidos al Cordero alabaré,
Con los redimidos al Cordero alabaré.

¡Hosanna, viene el Rey!

Que nadie pudiendo venir se quede en su casa. Que todos los redimidos por la sangre del Cordero que nos estamos dando cita en esta Conferencia Internacional hagamos nuestro mejor y más honesto esfuerzo para juntos adorar, y a una sola voz clamar: ¡Hosanna, viene el Rey! No te lo pierdas ni permitas que te lo cuenten; vívelo por ti mismo.

¡Hosanna, viene el Rey!

 
 

Sobre Nosotros

  • Somos una congregación de la iglesia Soldados de la Cruz de Cristo. Nuestro deseo es compartir con otros las bendiciones que Dios nos permite gozar en nuestra congregación. Y de esta manera cumplir el mandato de nuestro Señor Jesucristo de predicar el evangelio. También contamos con programaciones dirigidas por hermanos de todas partes del continente Americano.

Contactenos

201 Sorters McClellan Rd
Kingwood, TX 77339
USA
Director: 8327235997
Mobile: Pastor: 8138176933
Fax: Edición: 7863229132